LAS SOCIEDADES CIVILES: QUÉ SON, CÓMO SE CONSTITUYEN Y NUEVOS CAMBIOS

Qué es una sociedad civil?

Es un contrato privado de colaboración entre dos o más personas que desean realizar conjuntamente una actividad con ánimo de lucro.

Las personas que constituyan la sociedad civil tendrán que aportar trabajo, en este caso serán socios industriales, o bienes o dinero propio, que serán socios capitalistas.

 

Cómo se constituyen?

Se da por constituida una sociedad civil en el momento de firmar un contrato privado entre dos partes, o un contrato de constitución. A partir de este momento los trámites de constitución son similares a las otras formas jurídicas, que se resume a continuación:

  • Alta Hacienda, obtención de NIF y alta en IAE, modelo 036
  • Impuesto de transmisiones y actos jurídicos documentados, el 1% del valor de los bienes aportados en caso de que existan.
  • Alta en la Seguridad Social, alta en el régimen especial de trabajadores autónomos y solicitar el número patronal en caso de contratar trabajadores.
  • Alta en el ayuntamiento, obtención de la licencia de apertura, si procede.

 

Ventajas y inconvenientes

  1. Ventajas

  • No es necesaria la escritura pública ante notario, ni la inscripción al registro mercantil, ni aportación de un capital mínimo.
  • Gestión contable y fiscal más sencilla, sólo será necesario llevar un libro registre de facturas emitidas, recibimientos y bienes de inversión.
  • No está obligada a hacer públicos sus cuentas.
  • Los socios tributarán individualmente en función de la participación en beneficios y pérdidas que tiene la sociedad

 

       2. Inconvenientes

  • Responsabilidad ilimitada de los socios ante deudas con terceros
  • La imagen es menos formal ante terceros y no es tan buena como otras sociedades.
  • Se consideran menos sólidas y no disfrutan de tantos beneficios financieros.

Cambios introducidos en el 2016

A partir del 1 de enero del 2016, las sociedades civiles tienen que tributar por impuesto sobre sociedades.  Hasta entonces, sus miembros tributaban por IRPF en atribución de rentas, cada socio se imputaba en su declaración de la renta y a las declaraciones trimestrales un porcentaje de los ingresos y los gastos de la actividad económica de la sociedad civil.

Este cambio fiscal supuso que los socios se plantearan si querían tributar por impuesto de sociedad, y en caso contrario durante el primer semestre del 2016 se tenía que llegar al acuerdo de disolución con liquidación de la sociedad civil.

 

Si necesita más información, no dude en contactar con Tràmit a través de administracio@tramitserveis.cat o llamando al 93 820 53 73

Sant Cugat del Vallès a 5 de noviembre de 2020