We will try to clarify this concept as it is the subject of many consultations and controversies

VAT

Article 95. LIVA section ONE tells us that “businessmen or professionals may not deduct the fees paid or paid for the acquisition or importation of goods or services that do not directly and exclusively affect their business or professional activity”.

In section Two it clarifies the goods that are NOT considered to be directly and exclusively affected:

  • That are used in other activities of a non-business or professional nature for alternative periods
  • Not recorded in the accounts
  • Are not part of the business or professional heritage
  • They are used simultaneously for business and private activities.

 

However, in Article 95.3.2 of the LIVA it says

In the case of passenger cars and their trailers, mopeds and motorcycles, it is presumed that 50% of them are affected to the development of the business or professional activity.

For these purposes, passenger cars, trailers, mopeds and motorcycles are considered to be those defined as such in the annex to Royal Legislative Decree 339/1990, of 2 March, approving the text of the Law on Traffic, Circulation of Vehicles.

Notwithstanding the provisions of this rule, the vehicles listed below will be presumed to be 100% affected to the development of the business or professional activity:

a) Mixed vehicles used in the transport of goods.

b) Those used in the provision of passenger transport services for consideration.

(c) vehicles used in the provision of driver or pilot training services for demonstration purposes

(d) vehicles used by their manufacturers for tests, trials, demonstrations or sales promotion

(e) those used for business trips by sales representatives or agents

(f) those used in surveillance services

 

IVA DE LOS GASTOS RELACIONADOS CON EL VEHÍCULO

Siempre que se posea la factura que justifique el gasto , la forma de pago ,  y esté convenientemente incluida en la contabilidad se puede deducir la cuota de iva soportado al 50% como norma general o el 100 % si se trata de los detallados en el punto anterior .

1.º Accesorios y piezas de recambio para los mencionados bienes.
2.º Combustibles, carburantes, lubrificantes y productos energéticos necesarios para su funcionamiento.
3.º Servicios de aparcamiento y utilización de vías de peaje.
4.º Rehabilitación, renovación y reparación de los mismos.”.

Para mayor abundamiento en la materia nos podemos remitir a dos consultas vinculantes que nos parecen interesantes :  Consulta Vinculante V1570-16 y la consulta vinculante V0425-19 . Aquí podemos ver un criterio de la administración, ya que nos habla de la posibilidad de deducir en el Impuesto sobre el Valor Añadido y en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas la adquisición del vehículo.

 

IRPF

La DGT establece que sólo se podrán considerar deducibles los gastos relacionados con el vehículo , como las amortizaciones y los demás relacionados con su utilización ( gasolina , parquing , reparaciones , IVTM ,  etc.. )  , cuando se acredite por cualquier medio de prueba , la utilización EXCLUSIVA del mismo .

Es decir un vehículo es indivisible y por tanto se podrá deducir el gasto en su totalidad o nada .

Se considera que el mismo tiene afectación exclusiva en los casos que se establecen en el artículo 22.2 RIRPF o cuando sea de aplicación una de las excepciones del artículo 22.4 de RIRPF .En resumen son elementos patrimoniales afectos a la actividad económica aquellos que el contribuyente utilice exclusivamente para los fines de la misma , y no se admite la utilización accesoria para fines particulares  de los automóviles turismo .

No obstante esto los vehículos citados anteriormente en los puntos a) a f) si que se podrá deducir el 100 % de los gastos que generen los mismos .

 

Para mayor abundamiento en la materia nos podemos remitir a la Consulta Vinculante V1570-16 y la consulta vinculante V0425-19 . Aquí podemos ver un criterio de la administración, ya que nos habla de la posibilidad de deducir en el Impuesto sobre el Valor Añadido y en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas la adquisición del vehículo.